• Moneda
  • Lengua
18 oct 2017 | Tiempo de lectura estimado: 7 minutos. |
Gaudí independentista

Gaudí, entre arquitectura y catalanismo

Gaudí, entre arquitectura y catalanismo

El autor de la Sagrada Familia fue un ferviente defensor de la causa catalana a lo largo de su vida

Las tensiones entre España y Cataluña no son nuevas. Pasaron largos siglos antes de llegar a la situación actual y al famoso referéndum del 1 de octubre. A veces nos sorprendemos de los personajes famosos que tomaron parte en el conflicto. Así, el arquitecto español Gaudí fue un ferviente defensor de la causa catalana y se puede ver en muchas de sus obras que revisaremos en este artículo.

Si prefieres ver lo que te contamos, con tus propios ojos, aquí te dejamos una selección de apartamentos en el centro de Barcelona para venir a ver las obras más importantes de Gaudí.

El catalánismo de Gaudí ya no se pone en duda. De hecho, ya sea por su actitud en vida como por sus obras, el arquitecto catalán nunca pudo ocultar el amor por su tierra incluso cuando a veces no estaba muy bien visto.

Contexto histórico

Gaudí, nacido en 1852 y muerto en 1926, conoció los días buenos de Cataluña y también los malos. De hecho, en el siglo XIX, la región, anexa al Imperio francés, desarrolló una floreciente industrialización. La segunda mitad de este siglo también es rica en cultura, marcada por la Renaixença, un movimiento cultural que, por aquellas fechas, convertía en un honor mantener la cultura y el idioma catalán. Gaudi contribuyó enormemente a este movimiento.

El comienzo del siglo XX es bastante diferente. En 1923, España, después de un golpe de estado, fue liderada por Miguel Primo de Rivera, quien impuso su dictadura hasta 1930 con el apoyo del Rey Alfonso XIII.

Cataluña se ve privada de sus derechos y libertades, incluida la paralización de algunas de sus instituciones. Así, la Mancomunitat, antepasada de la Generalitat, se ve obligada a poner la llave debajo de la alfombra. Las prohibiciones contra los catalanes se multiplicaron, el dictador ordenó una sumisión total de su parte. Por lo tanto, estaba prohibido hablar en catalán en público. Primo de Rivera también desterró símbolos específicos de la región, como banderas, himnos, etc.

Hasta tal punto que el dictador destruyó las cuatro columnas de Montjuïc, símbolo de Cataluña, en referencia a las cuatro bandas de la bandera catalana, la senyera, en 1928, para la Exposición Universal de Barcelona en 1929. También llama al lugar donde se lleva a cabo el evento "Plaça d'Espanya", siempre en su voluntad de retirar en Barcelona cualquier signo catalán para enfatizar su carácter español sobre todo.

La dictadura terminó en 1930, con la renuncia de Primo de Rivera, y Cataluña recuperó gradualmente sus derechos y libertades con una creciente autonomía para la región, lo que lamentablemente no sabrá Gaudí, ya que este último murió antes de la dimisión del dictador el 10 de junio 1926.

Cuatro columnas de Montjuïc destruidas
Las columnas de Montjuïc siendo derribadas

Las pruebas de su catalanismo

Hablando catalán en público

Gaudí siempre ha sido uno de los más grandes defensores de la lengua catalana. Por eso, temeroso de no poder hablar en público, optó por ignorar estas prohibiciones y, es más, se regodeó no respetándolas. Así, el arquitecto se expresaba en catalán tan pronto como se le presentaba la oportunidad y no importándole la multitud que lo rodeara.

Celebrando el Día Nacional Catalán, la Diada

Mientras las autoridades españolas cerraban las iglesias el 11 de septiembre de 1924 para evitar que los catalanes celebraran sus fiestas nacionales, Gaudí desafiaba esta prohibición y se dirigía a la Iglesia de Sant Just i Sant Pastor. El artista deseaba rendir homenaje a los héroes catalanes que murieron en la batalla por defender las libertades de la región.

En una ocasión fue arrestado y llevado a la comisaría, Gaudi se negaba a hablar en castellano. Algunos dicen que el arquitecto fue insultado y humillado por la policía, pero, en cualquier caso, el artista catalán fue liberado a cambio de un depósito de 50 pesetas.

Amor por Cataluña en sus obras

Gaudi se ha distinguido a lo largo de su carrera gracias a obras arquitectónicas innovadoras y profundamente arraigadas en la cultura de la región. En la segunda mitad del siglo XIX, el artista participó en la Renaixança, un movimiento que, como explicamos anteriormente, pretende volver a poner en escena la lengua y la cultura catalanas.

Así el arquitecto contribuye al modernismo catalán, confiando en el estilo gótico que él establece como el de la región. Echemos un vistazo a algunas de sus obras más emblemáticas en las que dejó un mensaje:

Salamandra Park Güell y Senyera
Símbolos catalanes en las obras de Gaudí

1. Parc Güell (1900-1914)

Acosado por turistas en verano, el Parc Güell es sin dudas uno de los lugares más conocidos de Barcelona. El parque, ubicado en la zona alta de la ciudad, no se proyecto como tal, en un principio. Encargado por el mecenas de Gaudí, Eusebi Güell, el Park Güell fue diseñado para acomodar a familias acomodadas, por eso tomó la forma de una ciudad jardín, como las que se encuentran en Inglaterra. Debido al excesivo costo de producción, el arquitecto pudo construir solo tres de las sesenta viviendas planificadas dentro del parque de 17 hectáreas. Pero llegó a terminar la famosa sala con cien columnas, la salamandra, el balcón de Barcelona y muchos otros espacios.

Gaudí aprovechó la construcción de este parque para incluir algunas referencias a su amada tierra. Por ejemplo, en una de las fuentes del parque, se encuentra la bandera catalana en forma de mosaico, un método muy popular utilizado por Gaudí. El arquitecto también representó en varios lugares a un dragón, en referencia a la leyenda de San Jordi, patrón de Cataluña. Si quieres saber más sobre el parque más famoso de Barcelona, aquí tienes un artículo que explica en detalle sus orígenes, lo que puedes encontrar allí y las condiciones de acceso si planeas ir.

2. Casa Batlló (1904-1906)

La Casa Batlló, ubicada en la Illa de la Discòrdia, 43 Passeig de Gràcia de Barcelona, fue construida bajo la dirección de Gaudí desde 1904 hasta 1906. Es típica del modernismo catalán y es una de las producciones más emblemáticas del arquitecto en la ciudad. Su simbolismo ha sido interpretado de diferentes maneras, pero una cosa es cierta: Gaudí, una vez más, aprovechó este trabajo para expresar su amor por Cataluña.

Así lo explica Lluïs Permanyer i Lladós, escritor y cronista de la ciudad, en su interpretación sobre el simbolismo de la casa como la representación de la leyenda de San Jordi, patrón de Cataluña. Ilustra la victoria del bien y la fe contra el mal. Uno encuentra así al dragón cuya columna vertebral está constituida por la parte superior de la fachada principal y cuyas escamas de la espalda, inicialmente azules, se tornan rojas en el lado izquierdo de la torre debido a la herida del animal. La lanza que mata al dragón está representada por la torre que explica que la leyenda está coronada con una cruz marcada con las iniciales de la Sagrada Familia.

Casa Batlló en Passeig de Gracia
La Casa Batlló de Gaudí

3. La Sagrada Familia (1882-...)

Esta es probablemente la obra más conocida de Gaudí y, sin embargo, él es responsable de solo una parte de ella porque murió en el curso de su trabajo. Hasta la fecha, la Sagrada Familia todavía está en construcción, pero cada año recibe a millones de visitantes curiosos por descubrir este extraordinario trabajo.

La construcción de la Sagrada Familia, el último trabajo de Gaudí, tuvo lugar durante el período de la dictadura en España durante el cual se impusieron muchas restricciones a los catalanes, especialmente en Barcelona. Un decreto exigió a los arquitectos que no construyeran edificios en Barcelona que fueran más grandes que la Torre de la Ciudadela ordenada por el Rey Felipe V. Además de ser un símbolo de la sumisión de los catalanes al Rey de España, también se trataba de que la ciudad fuera más fácil de bombardear.

Gaudí, deseando mostrar su desaprobación con estas limitaciones, ingenió la Sagrada Familia como una forma de burlarse de ellos. El arquitecto prevé así torres de 130 metros de altura aproximadamente, con una torre central de 170 metros. Desafortunadamente, Gaudí murió muy temprano, sufrió un accidente de tráfico y solo pudo ver el desarrollo del primer campanario, que tiene 100 metros de altura, pero ya desafiaba las prohibiciones impuestas a la ciudad de Barcelona. El arquitecto quiso mostrar la grandeza de Cataluña y su ansia de liberarse de las reglas asfixiantes de España.

Sagrada Familia Barcelona
La Sagrada Familia de Gaudí

¿Gaudí independiente?

El catalanismo no significa necesariamente independencia. De hecho, el catalanismo es una corriente de pensamiento político y cultural que nació en el siglo XIX y que quiere, sobre todo, promover todo lo específico de Cataluña, ya sea su lengua, cultura o derechos. Incluso si esta tendencia lleva a algunos a una forma de nacionalismo, no fue inicialmente para reclamar una Cataluña independiente sino la identidad de Cataluña.

Por lo tanto, puede decirse que Gaudí fue realmente catalanista, en vista de su amor por su tierra y su disposición a mostrarlo, pero no como un independentista. Dado que vivía en una época diferente, las reclamaciones, lógicamente, no eran las mismas que las actuales. Gaudí simplemente quería poder hablar en público el idioma de su región sin ser castigado y estar orgulloso de ser catalán sin despertar la ira de las autoridades españolas.

Finalmente, incluso si Gaudí siempre se adhirió al catalanismo, nunca quiso comprometerse políticamente, aunque varios políticos como Francesc Cambó o Enric Prat de la Riba lo propusieron.

Un amor por Cataluña que Gaudí transmitió a través de su arte, pero que no necesariamente debe ser visto como una posición política, sino más bien como un deseo de reclamar una identidad catalana muy a menudo descuidada en ese momento.

Gaudí Gift
Thug life Gaudí

¿Te ha gustado este post?

Únete a más de 5.000 suscriptores y recibe nuestros mensajes directamente en su bandeja de entrada. ¡Es gratis! :)

Artículos relacionados

Comparte tus pensamientos

Ya estás cansado de leer sobre Barcelona? ¡Pues encuentra un apartamento y visita!

¡Felicidades!

Tu crédito actual es de €10

Los puntos de viaje se aplican automáticamente a los precios cuando inicias sesión en tu cuenta.

¡Ups! ¡Ha ocurrido un error!

Conectar con Facebook
Conectar con Google
¿Ha olvidado su contraseña?
Introduzca su email aquí abajo y le enviaremos un link para restaurar su contraseña.
Cancelar
captcha

Horario de apertura: De lunes a viernes, de 08.00 a 18.00 h

Hablamos inglés, español, alemán, ruso, francés, holandés e italiano.

+33 184883620
+1 6465689734
+34 902052856
+46 844680527
OK-apartment
+44 2036950691
+31 208083149
+39 0694804041
+49 3030808496
+45 89884196
Número internacional: +34 933255027
¡Consigue números para el sorteo y gana grandes premios!

Todo el mundo puede recolectar números del sorteo para el premio de nuestro concurso participando en nuestra guía y comunidad. Abajo puedes ver cómo conseguir números del sorteo.

No hay límite de cantidad de números del sorteo que puedes recolectar. ¡Cuántos más tengas, más oportunidades de ganar!

Para que sea justo para todo el mundo, reseteamos la cantidad de números del sorteo a cero después de cada sorteo.

¿Qué puedes ganar?
Gana un fin de semana en Barcelona

Gana un fin de semana en Barcelona


Feedback
Chat en tiempo real
Utilizamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando en nuestra página, usted acepta el uso de estas cookies. Puede leer más aquí. OK